Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Noticias

Cómo ampliar una cadena de tiendas al menudeo evitando dolor de cabeza con las obras


Puede ser una red de farmacias, de hospitales, supermercados o de agencias bancarias, una cadena de tiendas de muebles o de revendedores de coches. En el momento en que es necesario ampliar el número de unidades, cambiar de dirección o modificar la identidad visual de la marca, lo mejor es contar con la ayuda de quien sabe hacerlo mejor.

 

Tenemos experiencia y un proceso estructurado, que llamamos proceso multi-sitios, para la gestión de la instalación de unidades de venta al por menor de la misma empresa en varias localidades, que pueden ser en la misma ciudad o incluso en varias ciudades del país. Contar con esa ayuda especializada agiliza el trabajo, permite tener previsibilidad, ganancias de escala y control de costos y plazos. Y asegura la estandarización y calidad del resultado final. Por ese motivo, el equipo está formado por expertos enfocados en las diversas fases y demandas que un proyecto de esa naturaleza involucra.

 

Beneficios para el cliente

• Speed to market - velocidad de despliegue y apertura

• Normalización

• Tropicalización de los patrones

• Integración de numerosos proveedores

• Estrategia de adquisiciones

• Ganancias de escala

• Consolidación de la información

• Agilidad en la asignación y desmovilización de recursos

 

Una de las principales dificultades para quien no es de la rama es dimensionar correctamente costos, plazos y recursos necesarios. Antes de comenzar las obras, el cliente necesita de una clara estimación de costos y plazos, lo que le garantiza mayor tranquilidad, sin que tenga que desviar su enfoque del negocio.

Si el cliente desea, JLL puede incluso, a través del equipo de Transacciones, ayudarle en la prospección y negociación de inmuebles que puedan ser personalizados para las necesidades específicas del futuro ocupante. En otra área de nuestra empresa, tenemos un equipo que, si es el caso, puede negociar con inversores para que los inmuebles se construyan para un contrato de arrendamiento a largo plazo.

El ámbito de actividades de este proceso se incluye un Estudio de Viabilidad Técnica y Legal, que consiste en un análisis para verificar la documentación, la legislación sobre uso del suelo y parámetros constructivos en el inmueble elegido. También se evalúa si el inmueble tiene características que atiendan al proyecto - como el techo ideal, estacionamiento o espacio suficiente para el equipo que trabajará en la unidad.

En consecuencia, el equipo de gestión de proyectos de JLL desarrolla el proyecto ejecutivo de la (s) unidad (es), que detalla todos los aspectos: arquitectura, eléctrica, hidráulica, estructural, sistema de aire acondicionado, entre otros. Este conjunto de proyectos es encaminado para aprobación de la alcaldía, del cuerpo de bomberos (prevención de incendios) y, en su caso, a otros órganos vinculados a esa actividad.

El cliente recibe, además, una relación de todas las actividades que deberán ser ejecutadas, lo que incluye los servicios, las especificaciones de materiales, suministro e instalación de mobiliario y equipos estandarizados. Estas informaciones son importantes para la licitación de la obra y contratación de una empresa para las reformas.

Comenzadas las obras, el equipo de gestión de proyectos de JLL actúa como "los ojos técnicos" del cliente y hace la integración de los innumerables proveedores. Por medio de una rutina de visitas, acompaña todo el proceso, verificando la calidad de lo que se hace, controlando los costos, los plazos y los riesgos. JLL hace, además, la gestión financiera de la obra, monitoreando los gastos realizados y programados en relación al presupuesto aprobado. También controla las mediciones y pagos de las constructoras y demás proveedores.

Antes de liberar el inmueble para el uso por el cliente, el equipo de JLL hace una lista de control de todo lo que fue previsto en el proyecto, desde la infraestructura para la instalación de equipos hasta la adecuación de la identidad visual de la marca. Por medio de empresas tercerizadas, cuida también la obtención del de todas las certificaciones necesarias.

Concluimos nuestro papel de gestores, haciendo los pagos y cierre de la parte financiera. Ahora, para el cliente, sólo queda ocupar el inmueble, inaugurarlo y hacer buenos negocios.