Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Noticias

Gestión de instalaciones y beneficios para el sector del cuidado de la salud


​Garantizar seguridad y comodidad al usuario es uno de los principales objetivos de la gestión de instalaciones. Las empresas cada vez más invierten en ambientes acogedores para que los empleados y visitantes tengan una experiencia relevante con el espacio físico, transformándolo en un ambiente de convivencia y compartir, y no sólo en el lugar donde se realiza el trabajo.

Las peculiaridades de la gestión de facilites en las empresas del cuidado de la salud

La experiencia de JLL de más de 30 años en gestión de instalaciones en el área del cuidado de la salud en los Estados Unidos nos ayuda a traer conocimiento para el mercado mexicano. El sector de salud es uno de los principales sectores atendidos por la compañía en América del Norte, donde la empresa atiende a más de 540 hospitales, además de laboratorios y clínicas. En estos clientes, JLL prioriza no sólo la experiencia de los empleados, sino el confort y la seguridad de los pacientes y sus acompañantes.

En los EE.UU., la empresa es reconocida como una de las principales del sector inmobiliario en el ranking anual de la revista Modern Healthcare. Con el apoyo de JLL, compañías que operan como centros de la vida están cada vez más informadas respecto a PlaceMaking, el arte y la ciencia de crear espacios acogedores para moldear la interacción y el compromiso del paciente y de la familia.

La reciente encuesta de JLL en el mercado estadounidense revela cómo la gestión de instalaciones está contribuyendo a transformar los ambientes de hospitales, clínicas y laboratorios. El estudio trae los siete elementos de un programa de gestión de instalaciones eficaz, que contribuye a la alta calidad del cuidado:

 

1. Participación de los líderes

Los programas exitosos cuentan con el apoyo de los líderes del cliente, ya que es este grupo que reconoce la conexión entre la gestión de instalaciones y la calidad del cuidado.

 

2. Programas de Benchmark (Punto de referencia)

Las métricas de seguridad pueden estar en conformidad con las normas regulatorias, pero vale la pena evaluar si es posible hacer mejoras, comparando el desempeño de la organización con el de sus pares.

 

3. Evaluación continua de los riesgos

Una simple lámpara quemada en una escalera puede impedir la evacuación en caso de emergencia, implicando un riesgo para la seguridad.

 

4. Entrenamientos periódicos

Mantener al equipo entrenado sobre las buenas prácticas hace que los empleados hagan conciencia sobre los riesgos, las acciones adecuadas y las oportunidades de mejora.

 

5. Ajustes para la mejora continua

Es necesario estar preparado para eventuales cambios de procesos. Por ejemplo, un evento puede impactar la gestión de la instalación y, eventualmente, exigir la reorganización del mobiliario. Los empleados deberán estar atentos a las cuestiones de seguridad, lo que incluye comprobar si el mobiliario ha sido colocado de forma segura y evitar obstáculos.

 

6. Procesos de supervisión

Los sistemas automatizados y un repositorio de documentación centralizada ayudan a mantener el monitoreo, la generación de informes y la conformidad de los procesos. Es importante incorporar herramientas de tecnología para una supervisión rigurosa de la gestión y la revisión de los informes al proceso de gobernanza.

 

La experiencia humana

Esta preocupación por mejorar la experiencia humana en el lugar de trabajo es latente en las empresas sanitarias y farmacéuticas, incluyendo oficinas, centros de distribución, laboratorios y fábricas.  Un trabajo en conjunto entre el equipo de cuidados clínicos y los responsables de la gestión de la infraestructura contribuye con la experiencia del paciente e impulsa el desempeño financiero de las empresas que tienen la salud como foco.

En JLL, abrazamos todo lo que está relacionado a la experiencia del empleado para que el día a día de él sea el más cómodo y simple posible; y todo este soporte se basa en una plataforma de tecnología, sourcing estratégico, servicios compartidos de finanzas, servicios de ocupación, gestión de talentos, gestión de riesgos y cumplimiento. Actúamos en dos frentes en este segmento:

• Hard service o servicio técnico, que consiste en la ejecución del mantenimiento de infraestructura predial, como servicios de aire acondicionado, hidráulica, eléctrica, reparaciones civiles, cumplimiento regulatorio, gestión de energía y medio ambiente; además de gestión de servicios de mantenimiento especializados, como generadores, elevadores, enfriadores, sistema de detección y combate de incendios, automatización de edificios, circuito cerrado de TV, entre otros;

• Soft service o servicio de experiencia al usuario, que implica la gestión de todos los servicios de concierge y gobernanza, tales como recepción, catering, cafetería, máquinas dispensadoras, reserva de sala de reunión, transporte, expedición, archivo, impresión, documentos, etc.