Artículo

Cómo los drones están cubriendo nuevos caminos en el sector inmobiliario

Los drones son cada vez más comunes en el cielo, desde el mantenimiento de edificios hasta la entrega de mercancía. Y esto es solo el comienzo…

16 de agosto de 2019
dron sobrevolando la ciudad

Una mirada hacia el cielo, o al último noticiero, puede hacer que parezca que los drones están en todas partes. Granjeros, cadenas de pizzas, topógrafos e incluso Disney están utilizando estos vehículos aéreos para dar rienda suelta a las innovaciones que facilitan la vida.

Pero esto es solo el comienzo. Goldman Sachs pronosticó una oportunidad de mercado de $100 mil millones de USD para drones entre 2016 y 2020, se espera que las empresas y los gobiernos alimenten una gran parte de la demanda.

Una gran parte de eso incluye bienes raíces y construcción, se pronostica que estos sectores inyecten $265 millones y $11,2 mil millones de USD respectivamente en tecnología de drones en los próximos años, según el banco de inversión global.

Su capacidad para recopilar imágenes en tiempo real y enviar órdenes de trabajo para los administradores de edificios; llevar a cabo recorridos digitales de construcción para posibles inversionistas e inquilinos; realizar estudios de imagen térmica para mejorar la eficiencia energética; y monitorear el progreso de una construcción en altura, son sólo parte de sus bondades.

A eso se suma que reconfigurarán completamente la forma en que diseñamos ciudades, liberando edificios de las carreteras porque "probablemente ingresemos a los edificios desde un techo o balcón", explica el diseñador, Paul Priestman en el documental Elevation.

Sin embargo, el verdadero cambio de juego con todo esto es la capacidad de los drones para recopilar datos, dice Adrienne Revai, Directora de Operaciones de JLL Australia.

"Los drones son nuestros ojos digitales en el cielo, y con un software inteligente puede convertir los datos visuales en información capaz de ayudarnos a crear y administrar lugares con más precisión y eficiencia que nunca, así através del aprendizaje automático proporcionarán soluciones".

Los drones cobran más sentido cuando el riesgo para los humanos es alto, como las inspecciones físicas en el hueco de un ascensor, pero el uso generalizado de los drones también conlleva preocupaciones sobre la privacidad, la seguridad, la ciberseguridad y los residuos electrónicos, como se describe en el informe Crossing the Threshold, producido por el grupo Royal Institution of Chartered Surveyors y el grupo de sostenibilidad corporativa Morphosis.

¿Quieres más? Habla con el equipo