Artículo

Cómo la casa inteligente está influenciando a la oficina inteligente

Con el estrés y el agotamiento de los empleados en los lugares de trabajo como un problema creciente para las empresas, el buen diseño de la oficina puede impulsar el bienestar y ayudar a las personas a mantenerse al día en su trabajo.

03 de December de 2019

A medida que los hogares adoptan constantemente la tecnología inteligente, las oficinas se apresuran a ponerse al día.

Un número creciente de hogares utilizan tecnología para controlar la temperatura, la iluminación y administrar la seguridad de los edificios, además de contar con electrodomésticos conectados. A medida que las personas valoran cada vez más la comodidad y se sienten más cómodos con las nuevas tecnologías, los lugares de trabajo también deberán adaptarse al cambio digital.

 "Cuando las personas están acostumbradas a una cierta facilidad de funcionamiento en la vida doméstica, esperan una experiencia similar en la oficina", dice Tom Carroll, Director de Investigación Corporativa en JLL EMEA. "La casa inteligente ilustra algunas de las tendencias que se integrarán en la oficina inteligente en el futuro".

El aumento de los asistentes de voz

Los asistentes de voz se encuentran entre las tecnologías domésticas más populares, aproximadamente uno de cada cinco hogares del Reino Unido posee un asistente de voz inteligente que puede reproducir música y encender focos de acuerdo a como se le pida.

A pesar de las preocupaciones de privacidad sobre cómo se usan o almacenan los datos de voz de los usuarios, el papel de la tecnología de voz evolucionará rápidamente dentro de los espacios de vivienda, predice Nick Whitten, Director de Investigación Residencial de JLL Reino Unido. En la actualidad, los asistentes de voz se utilizan con frecuencia para solicitar productos en línea; En el futuro, podrían proporcionar una red de seguridad para las personas mayores, ya que el número de hogares habitados por sólo un individuo se encuentra en aumentando o, para la compra de alimentos frescos según el historial de compras de cada usuario.

En los centros de trabajo, la tecnología de voz no es tan frecuente, dice Carroll, pero eso podría cambiar a medida que los asistentes de voz se vuelven más indispensables para las tareas domésticas.

Whitten está de acuerdo, y agrega: "Aunque actualmente un asistente de voz no hace nada que cambie la vida de las personas, es interesante cómo podrían desarrollarse, no solo para operar una casa inteligente, sino como una forma más instantánea de acceder a Internet".

La próxima generación de tecnología de voz podría integrarse más en los sistemas de oficina, por ejemplo, permitiendo a los empleados reservar salas de juntas o interactuar con aplicaciones para los espacios de trabajo.

Iluminación y calefacción inteligente

Cuando se trata de iluminación inteligente y control de temperatura, las oficinas inteligentes están a la par con las casas inteligentes.

Los sistemas inteligentes de calefacción doméstica como Hive y Nest que automatizan la calefacción en función de las rutinas diarias de los usuarios están creciendo en popularidad y uso. El ahorro de energía de la calefacción basada en la ocupación de la habitación también ha estimulado a las empresas a invertir en estos sistemas inteligentes, dice Carroll, especialmente a medida que se vuelven más baratos de adquirir e implementar.

Más oficinas también están introduciendo sensores de movimiento para apagar las luces en espacios vacíos, aunque todavía están lejos de la norma de uso.

Tanto en los hogares como en las oficinas, los beneficios de la eficiencia energética serán el catalizador crítico para la creciente adopción de la calefacción e iluminación inteligentes. "No se trata solo de la conveniencia", dice Whitten. "Los hogares y las empresas pueden ser más ecológicos en su uso de energía y ahorrar dinero en el proceso".

Seguridad inteligente

Con una cuarta parte de los hogares de US. y solo el 10% de los hogares del Reino Unido con sistemas de seguridad inteligentes, es un área donde las oficinas llevan la delantera.

El monitoreo a distancia, la videovigilancia, los sensores de movimiento, la tarjeta de acceso o el acceso biométrico son comunes en la seguridad corporativa moderna, pero apenas recientemente se ha iniciado su uso dentro de las soluciones de seguridad para el hogar.

"La gran diferencia es que los sistemas de seguridad en las oficinas se administran de forma altamente profesional, con tecnologías de soporte rigurosas", dice Carroll.

Las empresas están examinando cada vez más las nuevas tecnologías, como el reconocimiento facial, para aumentar la seguridad y facilitar el acceso de los empleados.

"Hay discusiones sobre las implicaciones de privacidad del reconocimiento facial, pero esta barrera se reducirá a medida que las personas se sientan más cómodas con la tecnología en la vida cotidiana, por ejemplo, al desbloquear sus teléfonos inteligentes", dice Carroll. "En cualquier caso, la ciberseguridad es una consideración prioritaria a la hora de adoptar esta o cualquier nueva funcionalidad".

En el futuro, la seguridad del hogar podría inspirarse aún más en la seguridad de la oficina, dice Whitten, incorporando características como cerraduras inteligentes que reconocen a los residentes, eliminando el antiguo problema de las llaves olvidadas.

¿Casas y oficinas completamente conectadas?

A pesar de la popularidad de los asistentes de voz inteligentes, el número de hogares con más de un dispositivo sigue siendo muy bajo, alrededor del 1 por ciento.

Y aunque hay ejemplos de adopción temprana de edificios inteligentes equipados con sensores inteligentes, como el movimiento y la calidad del aire, la mayoría de los propietarios e inquilinos corporativos todavía están considerando dónde invertir de mejor forma en tecnología enfocada en bienes raíces.

"Las oficinas están en un punto de inflexión en términos de adopción de tecnología", dice Carroll. "La tecnología es una de las principales prioridades de inversión, pero también está evolucionando rápidamente y las empresas quieren obtener un valor a largo plazo de sus inversiones".

La situación es similar en los hogares inteligentes, dice Whitten, ya que los dispositivos inteligentes permanecen relativamente aislados unos de otros. Agrega que mejorar la interacción no solo entre los dispositivos y las personas que los usan, sino también entre los dispositivos mismos, ayudaría a desbloquear su potencial de funcionalidad.

Una casa inteligente podría analizar el índice de parpadeo de sus ocupantes para sugerir la hora de acostarse y luego apagar la iluminación. Igualmente, un escritorio inteligente podría reaccionar a los teléfonos inteligentes o sensores corporales de los empleados, por ejemplo, aconsejando un descanso en función de su frecuencia cardíaca. "Las aplicaciones personalizadas como estas es en donde se genera mayor interés", comenta Whitten.

Un futuro impulsado por la tecnología

A pesar de que se utiliza tecnología similar en oficinas y hogares, Carroll predice que podrían pasar varios años antes de que el ámbito corporativo alcance al doméstico.

"Fundamentalmente, las oficinas y los hogares se administran de manera diferente, y la adopción corporativa de nueva tecnología puede enfrentar obstáculos adicionales, incluidos los procesos de adquisición y un enfoque más centrado en la seguridad cibernética", menciona.

Y con más tecnología entrando al mercado, tanto las oficinas como los hogares solo se volverán más inteligentes.

¿Quieres más? Habla con el equipo