Artículo

Los centros comerciales de China aumentan sus credenciales de moda

Los centros comerciales de China están desplegando incubadoras de moda, un movimiento destinado a atraer a los consumidores preocupados por el estilo y evitar el desafío del Ecommerce

16 de agosto de 2019
Women at a shopping mall

Los operadores de centros comerciales han adoptado tiendas multimarca, donde las empresas más pequeñas pueden tener su gran oportunidad, para agregar novedad a su mezcla de inquilinos. Dos de las incubadoras más grandes, Magmode y Any Shop Style, ahora tienen 54 tiendas en grandes centros comerciales de China, en comparación con sólo 7 tiendas en 2016, según datos de JLL.

El auge de las colecciones multimarca "sugiere que la industria del comercio minorista físico todavía tiene espacio para crecer, con los consumidores dispuestos a participar con las etiquetas en las tiendas en lugar de simplemente comprar en línea", dice Warner Brown, jefe de investigación minorista en China.

Habitualmente ofreciendo marcas de boutique, las incubadoras de moda son vistas como lugares que pueden lanzar la próxima gran marca. Por ejemplo, Sean by Sean, que ahora tiene 40 tiendas propias, se inició en Magmode.

Otras marcas de moda populares en China como Art Atelier, Mattitude y Seeingman también comenzaron en Magmode. La cadena de incubadoras Fellow, Any Shop Style, lanzó con éxito la etiqueta Yes by Yesir.

Tendencias Juveniles

Los centros comerciales de China siempre han querido promover sus credenciales de moda. Las incubadoras, que ofrecen estilos nuevos para las multitudes vanguardistas, le dan a su credibilidad un mayor impulso y atraen a los consumidores, especialmente a los millennials, en busca de productos más exclusivos que los que ofrecen las marcas principales.

Al mismo tiempo, los diseñadores chinos han incrementado gradualmente su influencia en el escenario internacional, dándoles la posibilidad de instalarse en centros comerciales más grandes, y ganar una parte del creciente poder de compra de la clase media de China.

"La clase media ahora tiene más dinero para gastar que nunca, pero se está volviendo más selectiva con respecto a lo que compra. Más gente ahora quiere productos distintivos que reflejen su estilo personal en lugar de solo artículos de lujo", asegura Brown.

No hay una talla única para todos

No es solo la ropa de moda lo que hace que las incubadoras de modas sean bienvenidas en los centros comerciales. También están trayendo la última tecnología y los insights basados ​​en datos.

Magmode perfila los hábitos de compra en línea y fuera de línea de los consumidores para comprender sus preferencias y su poder de compra. Luego envían esto a las compañías de moda como Mattitude. Esta información les ayuda a decidir sobre la selección de mercancías, la selección de la plaza y las promociones específicas.

En lugar de abastecer tiendas con una variedad preestablecida de productos y esperar que los clientes lo consideren todo, analizan los datos de comportamiento de los clientes para determinar el número ideal de SKU (unidades de mantenimiento de existencias, por sus siglas en inglés) que una tienda necesita para mantener el interés del consumidor sin desaprovechar espacio.

Los retos para minoristas continúan

Si bien las incubadoras del mundo de la moda pueden estar al día, aún enfrentan muchos de los mismos desafíos que afectan al mercado minorista más amplio, desde la selección de plazas hasta la competencia intensa. El e-commerce ha sacudido a los minoristas en todo el mundo durante la última década, lo que ha llevado a importantes cambios en los mercados inmobiliarios a medida que las estrategias de los centros comerciales cambian para alinearse con los cambios en los hábitos de los consumidores.

"Estas tiendas no están exentas de los problemas que enfrentan los minoristas", apunta Brown. "Los propietarios deben ser conscientes de que éste es sólo otro tipo de minorista".

Sin embargo, los esfuerzos de la tienda multimarca para aprovechar la nueva tecnología y otras estrategias "demuestran una valiosa innovación”, concluye Brown. 

¿Quieres más? Habla con el equipo