Artículo

5 formas en que los empleados ahora piensan diferente sobre el lugar de trabajo

Las expectativas de la fuerza laboral han cambiado significativamente en el último año con el aumento del trabajo remoto

08 de febrero de 2021

La oficina ya no es un lugar para sentarse en un escritorio tratando de bloquear el ruido de fondo para llegar a ese plazo crucial de las 4 pm.

La pandemia ha demostrado a los empleados de oficina que hay una alternativa: una que da a las personas la libertad de trabajar en diferentes espacios de acuerdo con sus necesidades y preferencias. Y ahora muchos no quieren volver al enfoque único que era tan común antes.

"La pandemia ha acelerado la comprensión de que el trabajo no es un lugar al que uno va, sino algo que uno hace, sin importar dónde ocurra", dice Flore Pradère, Directora de Investigación de Global Corporate Solutions en JLL. "Y es la fuerza laboral – empoderada por la tecnología y que busca que las empresas hagan más para apoyar su bienestar – quien ahora está impulsando y acelerando el cambio. Las empresas necesitan reinventarse pensando en la fuerza laboral”.

Muchas empresas, desde tecnológicas hasta las de servicios financieros, ahora están avanzando hacia modelos de trabajo más híbridos que incorporan hogares, oficinas y otras ubicaciones remotas y rediseñan sus espacios y estrategias para poner a las personas en primer lugar y proporcionar una mejor experiencia en el lugar de trabajo.

"Estamos entrando en la edad de oro del trabajador", dice Lee Daniels, Jefe de Consultoría Laboral y de Espacio de Trabajo de JLL. "Estamos empezando a ver que el trabajo y los estilos de trabajo tradicionales se alejan de la oficina y el lugar de trabajo evoluciona hacia un entorno centrado en las personas”.

Entonces, ¿qué esperan los empleados hoy en día?

1. No hay necesidad de estar en la oficina cinco días a la semana de 9 a 18 hs

Con las herramientas de videoconferencia y colaboración digital, las personas pueden trabajar desde cualquier lugar. La investigación de JLL muestra que los empleados quieren trabajar de forma remota 2,4 días a la semana una vez que la pandemia haya terminado. Esto es más del doble de lo que anteriormente se consideraba la norma.

Además, el 71 por ciento dice que espera horarios de trabajo más flexibles. Para las empresas, requiere un cambio de mentalidad en la gestión tradicional de personas, mirando más allá del presentismo a nuevas formas de mantener a los empleados comprometidos y mantener la productividad.

2. Los espacios de trabajo deben permitir estilos de trabajo flexibles

El trabajo Flexible requiere un espacio más flexible, ya sean escritorios en instalaciones de coworking de terceros entre reuniones con clientes fuera del sitio o espacios para reuniones en persona en oficinas satélite más pequeñas para minimizar los tiempos de viaje. "Estamos viendo que los propietarios crean su propio espacio flexible o se asocian con operadores de espacio flexible para satisfacer la demanda de la fuerza laboral y los nuevos patrones de trabajo y vida", dice Hannah Sherwin, Directora de Asesoramiento Flexible para EMEA en JLL.

Dentro de las oficinas, el espacio es cada vez más versátil. Como los días de trabajo típicos implican varias tareas, desde reuniones de grupo hasta conversaciones privadas y responder correos electrónicos urgentes, no todos son fáciles de hacer en oficinas llenas de gente donde escasean las salas de reuniones.

3. Pasar tiempo en la oficina también es una experiencia social para conectar con colegas cara a cara

A muchas personas les gusta venir a la oficina a ver a sus colegas. En los modelos híbridos, las oficinas serán los espacios donde las personas interactúen, ya sea en reuniones grupales o charlas informales, con un trabajo que requiera más concentración hecho en el hogar. Las empresas están introduciendo cada vez más espacios y comodidades para fomentar la interacción, como las áreas de breakout. De hecho, un 49 por ciento de los empleados esperan espacios sociales para mejorar su experiencia en la oficina, descubrió JLL.

4. Equipos inadecuados o conexiones Wi-Fi inestables simplemente frustrarán a los empleados

A medida que el lugar de trabajo se vuelve más digital, los documentos compartidos se almacenan en la nube y se produce más comunicación en el software de colaboración en equipo, las señales inestables de internet y el hardware antiguo afectarán a la productividad y frustrarán a los empleados con poco tiempo. Y con los modelos híbridos que entran en juego, eso se aplica a los equipos utilizados en el hogar y en la oficina.

"Invertir en tecnología no es negociable", dice Daniels. "Las empresas deben tener una mentalidad de prioridad digital, ya que la tecnología será el facilitador dominante de soluciones que mejoren el rendimiento y la productividad de los trabajadores y el lugar de trabajo”.

5. La salud y el bienestar son importantes – y las empresas deben apoyarlos

Los lugares de trabajo saludables son una prioridad, y los empleados esperan que sus oficinas sean seguras tanto en términos de calidad del aire y limpieza como de distanciamiento social. Alrededor de uno de cada tres empleados espera menos densidad y cierta separación física en el lugar de trabajo, según JLL.

Igualmente, las empresas deben mostrar cómo están apoyando a los empleados en el lugar de trabajo a través de las comodidades y servicios que ofrecen, ya sea chequeos médicos gratuitos, horarios de trabajo flexibles o salas de relajación.

"Ahora más que nunca, la salud y el bienestar de los trabajadores son fundamentales para el éxito empresarial", dice Pradère.