Artículo

Cómo está impulsando la tecnología una transparencia en los bienes raíces

Las nuevas tecnologías se están incorporando rápidamente a lo largo y ancho de la industria de los bienes raíces. Aunque no existen dos herramientas iguales, si tienen algo en común: data output.

01 de August de 2019

Desde edificios llenos de sensores monitoreando empleados hasta software siguiéndole la pista a raudales de documentos de arrendamiento, las nuevas tecnologías están siendo incorporadas aceleradamente a la industria de los bienes raíces.

Aunque no existen dos herramientas iguales, si tienen algo en común: data output.

Los datos masivos (big data) y las tecnologías que los están impulsando son grandes saltos hacia el frente y sumamente prometedores para la industria de los bienes raíces. Mientras que la recopilación de datos de amplio espectro exige cautela, el eventual resultado será muy probablemente una mayor transparencia especialmente en aquellos mercados en donde la información sigue siendo retenida herméticamente, según  JLL y el Índice de Transparencia Mundial de LaSalle.

“La Propiedad se encuentra a la mitad del brinco tecnológico,” dice Jeremy Kelly, Director de Investigación Mundial en JLL. “La adopción de nuevas plataformas de tecnología da origen a nueva información de mercado y más accesibilidad lo cual es factor clave para una transparencia inmobiliaria integral.”

En años recientes, los avances en la optimización de la transparencia para mantenerla al ritmo de la creciente demanda por parte de inversionistas y del público han resultado fallidos. “Nos hemos acostumbrado a usar la tecnología para monitorear de todo, desde nuestra salud hasta nuestras relaciones y esto ha elevado el nivel en lo que son nuestras expectativas de la tecnología para el tema inmobiliario,” dice Daniel Mahoney, vicepresidente, Investigación y Estrategia en LaSalle Investment Management (Administración de Inversiones).

Sin embargo, se vislumbran grandes cambios en el horizonte. En los últimos dos años, se han reunido US $6 billones por parte de las llamadas “proptech start-ups” – que son nuevas empresas ocupadas en el desarrollo de tecnologías enfocadas a la industria de las propiedades. Más de 250 de estas empresas están desarrollando y lanzando “prop-tecs” alrededor del mundo.

Tomemos como ejemplo a la start-up israelí Skyline AI. Esta empresa ostenta tener la más completa colección de datos – incluyendo comportamientos en el mercado de acciones, tasas de interés e indicadores financieros, analítica sobre bienes raíces comerciales, datos a nivel ciudad y distrito – dibujos provenientes de más de 130 fuentes precediendo más de 50 años. Todo esto le permite a la plataforma hacer predicciones en base en algoritmos sobre el comportamiento de los bienes inmuebles, fijación de precios, rentas, los efectos de las renovaciones, así como tendencias de mercado más expansivas.

Corrigo, plataforma para la administración de instalaciones con más de un millón de usuarios, ha desarrollado una plataforma que puede predecir cuantos sistemas de enfriamiento serán necesarios para llevar a cabo reparaciones cada verano en ciudades específicas para luego asignar acertadamente el número de ingenieros necesarios para realizar las reparaciones. 

Las nuevas plataformas y servicios tecnológicos les darán a los inversionistas, inquilinos y administradores acceso a una colección de datos más ágil en su manejo, permitiendo un proceso de toma de decisiones más informado.

“Conforme van madurando estas empresas, proptech tendrá un formidable potencial para mejorar la transparencia en donde se adopte,” añade Kelly.

Transparencia a través de la tecnología

Países como Estados Unidos, los Países Bajos y Canadá, los cuales han hecho alarde a sus altos niveles de transparencia inmobiliaria, ya han adoptado proptech, muestra el índice.

Sin embargo, son los mercados como los de China, Dubái, México y Brasil – en donde la cobertura de datos por parte de operadores tradicionales resulta ser menos amplia – en donde programas de gran innovación como blockchain y las aplicaciones para corretaje de bienes raíces van a elevar de manera significativa la transparencia.

“La tecnología está permitiendo a estos mercados dar el gran salto hacia procesos de transparencia como los que ya han tomado mercados más desarrollados,” añade Kelly.

Los sitios web anunciando propiedades son una de las plataformas tecnológicas más ampliamente adoptadas, incluso en mercados de baja transparencia como Egipto y Argentina. En el lado opuesto del espectro, la tecnología blockchain pudiera conducir a una mayor estandarización a nivel mundial en todo aspecto relacionado con la propiedad, desde la planificación de ciudades a reportes ambientales.

Ya se comenzaron a hacer pruebas. Dubái tiene planeado registrar en blockchain todas las transacciones inmobiliarias para el año 2020. Estonia también está utilizando esta tecnología para autenticar registros de la propiedad.

¿Promesas a largo plazo, problemas a corto plazo?

Empero, la ruta hacia una mayor transparencia aún enfrenta sus obstáculos.

Un monitoreo preciso de los mercados inmobiliarios requiere perspectivas de muy alta calidad con el aporte de una colección de datos sólida. Sin embargo, la rápida expansión de herramientas proptech ha provocado inquietud respecto a la uniformidad y confiabilidad de algunos de los datos, efecto secundario natural cuando algunos de los nuevos proveedores de datos dependen de la refinación de las fuentes en línea.   

Kelly advierte sobre consecuencias no intencionadas para la industria. “Muchos pioneros de proptech dicen tener soluciones para las complicaciones que surjan en los datos de índole inmobiliaria, pero va a tener que haber concesiones,” añade.

La propiedad de la información es también una inquietud importante. Los dueños y administradores de propiedades pueden recopilar grandes cantidades de datos sobre inquilinos a través de sensores, componentes enlazados vía internet y transmisiones de video. Si la información se mantiene herméticamente guardada entre operadores, podrían ver limitadas las ventajas que ofrecen las nuevas herramientas para una mayor transparencia en los mercados.

Los datos de dominio público “expanden el tamaño del mercado eficientándolo. Los datos de Proptech ciertamente tienen este potencial, pero el resultado no estará garantizado a menos que las empresas involucradas decidan tomar ese camino”, dice Mahoney.

Conforme los bienes raíces se vayan convirtiendo en el sostén principal para prácticamente todo inversionista institucional, el acceso a una información confiable y uniforme va a ser un factor crucial. 

“Se continúan hacienda mejoras, pero los inversionistas y ocupantes institucionales están exigiendo cada vez mayores niveles de apertura,” añade Kelly. “Y las empresas prop-tec están prometiendo acelerar el avance.”

¿Quieres más? Habla con el equipo