Artículo

¿Cómo salir fortalecidos de la crisis global por COVID-19?

Es un hecho que derivado de la súbita aparición de la pandemia provocada por el Covid-19, el año 2020 y muy posiblemente el 2021 serán años de crisis. Por ello, resulta de vital importancia llevar a cabo acciones tendientes a resolver el tema de la Continuidad del Negocio.

11 de mayo de 2020

Si algo sabemos sobre las crisis, es que éstas son inevitables y nos afectan a todos. Vivimos en un mundo cíclico en donde se alternan periodos de expansión y contracción. Sin embargo, aunque no es posible anticiparse a todos los riesgos que existen, en el terreno profesional consideramos que es factible planear la mejor manera de proteger nuestro negocio, basándonos en experiencias previas.

Es un hecho que derivado de la súbita aparición de la pandemia provocada por el Covid-19, el año 2020 y muy posiblemente el 2021 serán años de crisis y que su comportamiento seguirá un proceso similar al observado en otros ciclos; es decir, de afectación directa a los niveles de demanda, al empleo, a la solvencia y liquidez y hasta a la supervivencia misma de algunas empresas. Por ello, resulta de vital importancia llevar a cabo acciones tendientes a resolver el tema de la Continuidad del Negocio. Información suficiente y oportuna y estrategias operativas y de atención a clientes adecuadas deberán ser la base de nuestro actuar y cubrir así nuestras necesidades y aspiraciones personales, familiares y profesionales. En términos de nuestras actividades laborales de lo que se trata es de “mantener el negocio andando”. 

Esta crisis ha generado sectores que se han visto directamente beneficiados, entre los que se encuentran el farmacéutico, el comercio electrónico, alimentos preparados, mensajería y tecnología, en tanto que existen otros severamente afectados como el turismo y aviación, petróleo, entretenimiento, restaurantes y construcción y sin duda es este segundo grupo es el que tendrá que vencer los mayores retos en cuanto al reencauzamiento y reconstrucción de su operatividad.

El inmobiliario es un sector que típicamente se comporta de manera asimétrica en las crisis económicas. Los niveles de oferta y demanda y, en general, los principales indicadores inmobiliarios, no suelen manifestarse de manera similar en el sector industrial que en el de oficinas o en el de turismo o comercial, y de igual forma, cada zona y región tiene sus características particulares, circunstancias que JLL ha experimentado y analizado a lo largo de muchos años de operación.

Innumerables son los factores internos y externos que pueden incidir en la recuperación de una empresa para retomar el rumbo y de entre ellos -  

-Presentamos a continuación los siguientes cuatro elementos que consideramos fundamentales para fortalecer a una empresa en el camino hacia la Continuidad del Negocio:

1. Liderazgo: tres aspectos fundamentales que deben regir la conducción de las empresas por parte de sus líderes:

  • Fortalecer la mentalidad de la  organización para poderse mantener en  planos realistas, pero a la vez motivados,  enfocados y determinados, no sólo a la  supervivencia, sino al crecimiento futuro.  Serenarse y transmitir mensajes realistas  pero positivos que inviten a la superación. 
  • Reflexionar, aceptar ayuda de expertos y  actualizar nuestra visión del mercado. 
  • Comunicar de manera efectiva, tanto   interna como externa, transmitiendo y  alcanzando planes, acciones y objetivos. 

2.Flujo de efectivo: ahora más que nunca, necesitamos cuidar el dinero que genera la empresa, en particular en los siguientes aspectos:

  • Buscar mantener la continuidad de los ingresos y proyectos nuevos.
  • Eliminar gastos innecesarios y optimizar los procesos.
  • Cuidar de manera muy especial la cobranza vigente. 

3.Calidad: esmerarse en satisfacer al cliente con la calidad que espera de nuestros productos, cubriendo los siguientes aspectos principales:

  • Ofrecer alta calidad y servicio, no cayendo en su castigo por buscar bajos costos.
  • Buscar la forma de mantenernos relevantes y seguir satisfaciendo necesidades de nuestro mercado.
  • Mantener la capacitación y preparación continua de nuestros equipos de trabajo, adaptándonos a las nuevas necesidades. 

4.Tecnología: no hay duda de que la crisis Covid-19 ha acelerado la adopción de nuevas formas de trabajo, especialmente en el terreno tecnológico, lo que nos lleva a definir tres principales ventajas que debemos aprovechar: 

  • Un incuestionable avance en la comunicación digital entre los miembros de nuestra organización
  • Mejora en los procesos operativos apoyados en los avances tecnológicos que estamos experimentando
  • Empleo de las redes sociales y la comunicación masiva en línea con nuestros proveedores y clientes, en beneficio de nuestra empresa

 

Así pues, los momentos que vivimos son de gran intensidad en lo familiar, en lo personal y en lo profesional, misma que se manifiesta a través de cambios importantes en nuestros diferentes ámbitos de competencia y que debemos transformar en nuevas oportunidades para incrementar nuestro liderazgo, para administrar  mejor nuestros recursos, mantener niveles óptimos de calidad y aprovechar la tecnología en pro de una mayor eficiencia en nuestro trabajo. 

Contratiempos que jamás fueron considerados ahora deberán ser abordados con ojos de mayor serenidad, pensamiento crítico, estrategia y aceptación de las nuevas reglas que nos imponen las circunstancias.  

Con ello estaremos dando pasos importantes para salir fortalecidos de esta crisis.

También puede interesarte